Necesitamos una sociedad y economía más justa y humanista…

2012 lo comenzamos con el anuncio de cierres de astilleros de Sevilla… En los comentarios de la noticia en el Diario de Sevilla se leen adjetivos hacia los trabajadores como: gandules, ineficientes y flojos…

“ASTILLEROS DE SEVILLA FUERON ORGULLO NACIONAL, LOS MAS PRODUCTIVOS DEL MUNDO, DABAN DE COMER A MAS DE 40. 000 PERSONAS.”

Así es el libre mercado… Despiadadas empresas compiten con empresas justas, un partido de futbol donde algunas empresas pueden cometer todas las faltas que quieran. Un enfoque donde la corporación más sarnosa es premiada con la victoria. Para estas empresas el respeto a los trabajadores y el medio ambiente son una carga… Tenemos que ser conscientes que la corporación justa SIEMPRE será más cara, o visto de otro modo, más coherente y razonable con el coste que supone respetar a las personas y a nuestro planeta.

En ocasiones la empresa justa (incluso con grandes gestores e ideas) son hoy etiquetadas  con argumentos falaces económicos como “empresa poco competitiva”. Y es que todas las argumentaciones acaban en dinero…¿Hacia donde vamos?

Puede que un día nos lamentemos de la cultura industrial que estamos destruyendo, y eso no tiene precio porque la incultura nos hace esclavos de otros… Ayer comprábamos los barcos de fuera porque eran más baratos … a partir de ahora lo haremos por necesidad… Espero que no llegue el día en el que potencias extranjeras hagan negocio de nuestra incultura industrial como hoy nosotros lo hacemos con muchos países del tercer mundo.

Mientras en casa del gran gran rico..

Mientras los 200 más ricos de España ganan más dinero en uno de los peores años de la crisis, crisis que amenaza ponerlo todo patas arriba y cambiar este sistema tal y como lo conocemos… Muchos de estos ricos mueven su dinero a Luxemburgo y Holanda… el dinero es miedoso dicen…

La gran corporación privada

Y es que cada día creo menos en las grandes corporaciones privadas nacionales. Zaras, Abengoas, Telefónicas y Santanderes no buscan la mejorar esta pequeña península, sino que, como cualquier empresa beneficio a toda costa…Para mí no pueden considerarse corporaciones justas. También, cuando dicen que son grandes españolas suenan a palabras huecas y vacías dado que no existe ya un compromiso real y equilibrado con la sociedad que lo ha engendrado y donde ha florecido.

Estas empresas cada día más y más mueven los puestos de trabajo a países del tercer mundo, pagando sueldos míseros a pobres que se sienten agraciados por poder llevarse algo a la boca… Escándalos como el de Zara dan asco.También Telefónica con miles de millones de beneficios destruye empleo de un sector que un día fue público (NUESTRO) mientras crea empleos de “bajo coste” en paises menos agraciados.

Todo esto sin considerar que el día menos pensado viene un banco chino y pagará cualquier precio por adquirirla y dirigirla… Nuestra sociedad y economía que un día engendró esta industria por supuesto no se llevará ni un duro dado que los dueños (por muy españoles que sean) moverán sus beneficios a un paraíso fiscal… ¿Entonces qué nos queda?

La pequeña empresa y lo público

En mi opinión solo la pequeña industria local presenta un sólido compromiso con la misma sociedad que lo ha engendrado. Creando DE VERDAD, riqueza y cultura en su entorno, revirtiendo su propio beneficio y éxito. Por el contrario, en mi opinión, las grandes corporaciones, las grandes fortunas, con tanto poder económico y social NO PUEDEN estar fuera de un estricto control público. Esto ya lo decia Keynes incluso siendo un conservador. O públicas o semi-públicas o unas leyes de control radicales que incluyan la fuga de capitales al extranjero, etc (que por cierto sacaría el tema de discusión de una banca pública). Debemos vencer los clichés de “Lo público es anticompetitivo e ineficiente”. Incluso si así fuera, en un mercado libre donde las prácticas despreciables están justificadas en la búsqueda de beneficios

De verdad, creo en la empresa privada y creo en los emprendedores. Un país no puede funcionar sin emprendedores y arrojados… este arrojo, esfuerzo y sacrificio debe ser premiadoTodo tiene una medida y un límite: Nadie es tan bueno como para merecer lo que cobran los Botines, los Amancios y ¿por qué no? los Beckams… pero el famoseo y la salsa rosa es otra discusión más … otro reflejo de nuestra sociedad en crisis. Civilización en crisis según algunos buenos pensadores.

El debate energético y la bajeza moral de occidente

A cuento del debate energético y la cuestión de ¿Por qué son caras las energías renovables? y la disparidad de argumentaciones que están apareciendo ahora con el problema nuclear Japonés de moda, un buen amigo pregunta las siguientes cuestiones:

1. Costes (hablo únicamente de dinero). ¿Qué energía es más barata, cuanto y porqué? ¿Cuantos nos costaría una factura de electricidad únicamente renovable? El tema de las subvenciones.. me parece un auténtico lío.

2. ¿Qué es y como funciona la subasta energética?

3. ¿Podría sostenerse solo un país con energía renovables? ¿solo para la producción de electricidad? En el caso de que se pueda, ¿podemos asumir eso?

4. Si las eléctricas han estado vendiendo por debajo del coste tantos años (es lo que han dicho cuando la subida de la luz), ¿porque han ganado lo que han ganado? ¿porqué ha estado congelado el precio de electricidad tantos años?

En fin, te pones a buscar por ahí y encuentras una cosa y la contraria..

Son en mi opinión, preguntas equivocadas.

El dinero en general, y en especial el dinero que nosotros pagamos en la factura de la luz y la indignación que despierta en nosotros no es más que otro ejemplo del mito de la caverna de Platón (una simple proyección de la compleja realidad). Realizar cualquier argumentación a favor o en contra de una energía basada en lo que pagamos en la factura de la luz es -en mi opinión- absolutamente simplista.

Independientemente de que algún día las renovables puedan ser más rentables o no bajo este enfoque simplista – algo que ignoro – Se puede intuir que con las reglas y mentalidad actuales es difícil que las renovables encuentren su lugar y que hagan más barata nuestra factura. Principalmente porque la mayoría de las energías no-renovables son mucho más competitivas ya que externalizan costes de una forma brutal…y de esta forma, a nuestra visión simplista son más atractivas y más baratas para nuestro bolsillo.

Pero una cosa tengo clara. Las energías renovables forman parte de un CICLO de vida económico, energético y social muchísimo más limpio, transparente, JUSTO y sostenible. En ese ciclo cerrado se puede ver de forma clara que hay un trato justo y respetuoso con las personas y hacia el entorno. Y donde las mismas sociedades que realizan el esfuerzo de cultivar, recogen los beneficios. No hay sociedades explotadas y explotadoras. Recogemos lo que sembramos. Creo que eso es una ley universal que nunca deberíamos olvidar (y hoy día en occidente lo hemos hecho).

Hay algo más allá. Nosotros hemos estado “comprando” con nuestro silencio hipócrita-democrático injusticias, dictadores y opresión en buena parte del mundo (incluida Libia) por el mero y simple hecho de la estabilidad, por interés de nuestros mercados. Nuestros mercados, nuestro Santo Grial. Es decir, hemos estado escupiendo a los valores de los derechos humanos y la democracia. ¿Donde está nuestra dignidad? Occidente, potencia cultural, tecnológica y diplomática. Nosotros deberíamos ser los defensores de los valores y derechos humanos. Una vergüenza, … a su vez una bomba de relojería para nosotros mismos.

Nuestra dignidad humana no tiene precio, y la estamos vendiendo. Y nunca podremos tener la legitimidad de exigir (y nunca habrá) justicia, igualdad y derechos humanos, cuando nosotros con nuestro silencio interesado fomentamos lo opuesto.

En mi opinión, sin lugar a dudas las renovables pueden tecnológicamente mantener un país y lo están demostrando. Es cierto que presenta nuevos retos tecnológicos y sociales. Pero es posible. España en concreto tiene un potencial renovable brutal, una situación de cabeza, una oportunidad para mejorar (no ya económicamente) sino humanamente. Oportunidad que no podemos ni debemos perder.

Volviendo a lo que pagamos en nuestra factura. Parto de que las empresas ganan de lo que nos quitan. Si nos quitan más, más ganan. Nos mentirán hasta la saciedad para mantener o mejorar su posición. Y si pueden intentarán engañarnos y a la vez lograr una sonrisa en nuestra cara y agradecimiento (como en las rebajas de enero). Incluido el lobby renovable. Pero superar esto es para nota. Pero como sociedad tenemos que mirar que haríamos según nuestras necesidades, no según las necesidades de las corporaciones.

Pienso que la energía es cara (sí, es solo una intuición). Porque si las renovables son “caras” (conociendo su ciclo de vida transparente) y la gasolina está como está (conociendo su forma brutal de externalizar) y viendo la que se está liando en Japón… la energía no debe de ser barata… La energía debe valorarse. Esto implica que tenemos que pagar más por la energía, pagar más por el I+D+I en nuevas energías. Y sin lugar a dudas tenemos que cambiar nuestra forma de consumir energía.

Estoy seguro que con tecnología, implicación social y legal las renovables explotarán, madurarán y acabarán convirtiéndose en un símbolo de justicia y un tesoro de valor incalculable para nuestra sociedad.

Panini de Calabacín

Ingredientes (para 2 paninis):

– Calabacín mediano
– Cebolla grande
– Atún
– Ajo
– Queso
– Pimiento
– una andaluza

Se pica un calabacín, una cebolla y tres dientes de ajos en trozos muy pequeñitos. Se sofrie lentamente con un chorreón de aceite de oliva, se le añade un puñado de pimiento picado (yo uso el congelado del mercadona). Cuando están las verduras un poco blanditas (2 o 3 minutos a fuego medio) se añaden dos latas de atún al sofrito y una hoja de laurel partida en trocitos muy pequeños (quitando el tallo de la hoja y otras durezas). Orégano al gusto.

Antes de que se dore se saca y se distribuye sobre dos rebanadas de andaluzas o barrita. Yo las suelo tener congeladas por lo que primero las tuesto un poco. Luego se raya queso encima de los paninis y se les echa un poco mas de orégano encima. Finalmente de 10 a 15 minutos al horno a 260 grados al gusto.

 

 

Cuando uno vive en el código…

Primero se rien y reniegan de tí cuando allá por el 2006 probábamos las primeras versiones de F#, lenguaje de frikis, luego viene la fase de aceptación xD.. Ahora, cuando uno vive en el código, tus amigos te buscan allí…Aquí os dejo un email que me envió mi gran amigo Cerberillo. Mucho cariño,  pechá de reir 🙂

Pablo,

¿Porqué no me contestas? Te he estado hablando y pasa de mi, vaya tela, te paso la captura para que compruebes q es verdad

Besitos

Modelo económico occidental y felicidad de las personas

Nota editada: 24/11/2011 … Julio Anguita explica en este vídeo con mucho más exito muchas de las ideas que se me estaban pasando por la cabeza y que no era capaz de expresar (sublimes los minutos del 8 al 15):

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=JNnH3-4F220#!

Leer más de esta entrada

Un árbol por cumpleaños

Hace un par de meses planté una semilla de peral. El día antes de mi cumpleaños ha germinado, ha nacido. Hoy, en mi cumpleaños, lo he movido a una maceta. Para mí es algo muy especial y simbólico. Desde pequeño no plantaba nada y en los últimos años, cada día que pasa siento mas arraigo por la naturaleza. Siento la necesidad de hacer gestos por ella por lo que este regalo me ha hecho hoy extremadamente feliz 🙂

El esperpento de la religión del dinero

¿Qué esperar de una humanidad que mide la grandeza de una sociedad o nación por su PIB?

La verdadera riqueza de una sociedad es su cultura. No hablo solo la cultura literaria, no. Hablo de la cultura humanista, la cultura científica y tecnológica, la cultura emprendedora, la cultura social, solidaria y con consciencia global.

La cultura, si. Puedes destrozar una sociedad económicamente, pero si tiene cultura se levantará una y mil veces.

Hemos caído en la religión del dinero y su fé se mide en dólares. La religión del individualismo, la apariencia, del desconocimiento y el consumismo. La religión del “compitamos destruyéndonos” y no de la “construyamos colaborando”. No hablo de comunismo, tampoco de capitalismo, hablo de cultura.

La educación es lo que los niños aprenden mientras los políticos discuten

Curiosa parodia de la famosa frase “la vida es lo que ocurre mientras estamos ocupados haciendo planes”. Esto viene al hilo de un artículo sobre “el nuevo pacto por la educación” de un profesor de filosofía. Sí, Los políticos discuten mucho sobre educación y  se pelean por llamar a las leyes educativas LOGSE o LOCE,  o si las estadísticas deben contemplar este u aquel parámetro o sobre si el bachillerato debe tener 2 o 3 años. Aunque puestos a parodiar también podríamos inventar frases como: “La educación es lo que los niños aprenden en la calle mientras los padres trabajan” o “La educación es lo que los niños olvidan mientras ven el corazón en la tele”.

No, los niños no solo aprenden cosas buenas. También aprenden malas. Y no, no solo aprenden en colegio, o el instituto. Aprenden de lo que ven en sus casas, en su barrio, en la televisión y en internet. Lugares que hoy día son territorio hostil para la infancia y adolescencia en nuestra “orgullosa, moderna y avanzada” sociedad. Junglas donde la forma de sobrevivir es aprender rápidamente el “mira por tí” y el “consigue el máximo resultado con el mínimo esfuerzo sin importar el como”. Desiertos donde apenas queda espacio para la inocencia, la ilusión, la curiosidad, la amistad y el cariño.

Probablemente todos seamos víctimas y verdugos… todos. No, no solo los políticos, padres y profesores. Lo único que podemos y debemos hacer es reflexionar sobre lo que está pasando y poner medidas. Toda la sociedad.

Debemos comenzar a escuchar un punto de vista fundamental: el del profesor y maestro, una voz que ha sido coartada durante las últimas décadas, probablemente por conveniencia de políticos y padres que prefieren hacer oídos sordos e imponer su realidad.

Cierto es que hay profesores malos, como en todos los gremios, pero por lo general saben de educación y sobre todo saben de la escuela.  Y la escuela no es solo un lugar donde se enseña, también  es un observatorio, un lugar donde se puede ver de forma clarividente como un niño está siendo educado y cómo su entorno está moldeando forma de ser adulta. Por eso los maestros saben tanto de educar niños. No, no es por haber estudiado una carrera y haber sido formados para ello (algo por supuesto imprescindible), sino por la experiencia de cientos y cientos de historias, éxitos y fracasos en la educación de un niño que han podido experimentar y ver con sus propios ojos.

Por eso hay que empezar a escuchar a los maestros y profesores. Yo soy hijo de maestros y siempre he lamentado que la gente no fuera consciente y pudiera observar de forma tan cristalina la evolución educativa de los niños como lo hacen los maestros.  Por eso pongo un granito de arena con esta protesta en internet, como honra a mis padres y su experiencia, y al colectivo de maestros y profesores que necesitan y necesitamos que sean escuchados.


El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás
Hence Spencer

La ropa y los filtros

Tengo frío, enciendo el radiador de calor halógeno cerca de mis piernas, pasa un minuto, tengo frío así que lo pongo mas fuerte, al rato sigo con frío, lo pongo al máximo. Pasan dos minutos, tengo bastante calor me muevo para bajarlo y los pantalones vaqueros se pegan a mi piel, estaban hirviendo… sufro durante varios segundos…
Finalmente lo entendí: pantalones vaqueros = filtro paso baja
Luego pensé… ¿debo preocuparme por esta ocurrencia? 🙂

Renovables, un imperativo vital y una decisión justa e inteligente

Podemos conseguirlo, si, las renovables son caras, pero no mas que los combustibles fósiles (que es lo que nos quieren hacer creer) que provocan gastos en salud, en el medio ambiente y en injusticia y explotación en el mundo. ¿Que no son eficientes? mirad lo que hoy España produce de renovables y decidme en qué país viviríamos si nos hubiéramos dado cuenta antes:  [demanda en tiempo real], si tienes suerte podrás ver un 50% de producción renovable, si no puedes encontrar un 10%.

Somos es el país desarrollado con mas dependencia energética del mundo,  lo compramos todo, hemos sobrevivido por nuestro turismo y por el ladrillo ¿que pasará ahora que uno está débil y el otro a muerto? Las renovables no son una posibilidad, son un imperativo, es vital, por nosotros y por nuestro planeta, por coherencia ética. El dinero que gastamos en fósiles se va de España, no se reinvierte, no vuelve a nuestra sociedad. Un euro gastado energía producida por renovables se multiplica y es revertido de nuevo en beneficios en la sociedad y el medio ambiente, mas aún si la empresa es local.

El otro camino es la deuda, la deuda de nuestras administraciones, la deuda de nuestras familias, la desaparición la moribunda y endeudada industria y comercio local. Nuestra industria local será absorbida y arrasada por la insostenible, engañosamente barata y potente industria multinacional. La venta de nuestros bienes y posesiones para pagar la deuda en infinito crecimiento. Y cuando todo lo que nos rodea esté en manos externas, seremos simples marionetas (aún mas), esclavos, obligados a portarnos bien y seguir consumiendo, en una espiral infinita de deuda, insostenibilidad e infelicidad.